Venezuela.- Los familiares de las personas asesinadas durante las protestas realizadas en los pasados meses exigieron que se haga justicia y encarcelen a los culpables de levantar sus armas y disparar contra estos jóvenes.

Son muchos los venezolanos que todavía luchan por un futuro más digno en su tierra natal, los cuales en cada convocatoria se arman de valor y salen a las calles.

No obstante, no todos regresan a sus hogares porque son asesinados brutalmente por parte de organismos públicos que reciben órdenes de no permitir que las concentraciones se movilicen hacia un determinado punto.

En el año 2014 hubo protestas fuertes en Venezuela, pero las más intensas y seguidas que se han registrado desde que Hugo Chávez -y luego Nicolás Maduro– asumieran el poder, fueron las de este año. Las manifestaciones comenzaron en abril y culminaron en julio, días antes de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

En ese lapso, más de 100 jóvenes perdieron la vida, bien sea por recibir impactos de bombas lacrimógenas o por uso excesivo de la fuerza por parte de funcionarios del Estado. Por ello, sus familiares exigen justicia, especialmente de los que murieron este año.

Tras la intervención del canciller de la República, Jorge Arreaza, en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, donde atribuyó la muerte de estas personas al “accionar violento de los grupos antigubernamentales”, los parientes de estudiantes asesinados se han pronunciado ante distintos medios.

Tal es el caso de Zulimar Villegas, madre de César Pereira, quien murió el 28 de mayo al recibir un impacto de metra en el estómago, quien aseguró que sí hubo represión injustificable contra los manifestantes.

Aquí sí hubo represión, y para muestra, la muerte de mi hijo”, explicó la madre venezolana, afirmando que “la mayoría de los asesinatos fueron cometidos por los guardias y policías nacionales”, quienes usaron cualquier tipo de objeto para supuestamente ‘controlar’ las concentraciones.

El padre de Fabián Urbina, quien murió al recibir un balazo el 19 de junio en el distribuidor Altamira, explicó que “más de 100 personas fueron asesinadas producto de la represión”, agregando que su hijo “fue vilmente asesinado por un Guardia Nacional que utilizó un arma prohibida”.

El señor Iván Urbina pidió que los responsables de la muerte de todos los jóvenes venezolanos sean enjuiciados “por los crímenes que cometieron”, exigiendo que “si no es la justicia de Venezuela”, entonces que sea por medio de “las leyes internacionales”.

Source: http://segundoenfoque.com/venezuela-familiares-de-fallecidos-en-protestas-exigieron-justicia-18-381311/

Advertisements