Cinco países de Europa (Austría, Alemania, Noruega, Francia y Dinamarca) han propuesto prolongar de dos a cuatro años los controles fronterizos excepcionales previstos en el código Schengen amparándose en la “amenaza terrorista”, algo que en el jueves se abordó en un Consejo de ministros europeos del Interior. 

El asunto no formaba parte de la agenda del encuentro, aunque acaparó la atención de los titulares europeos en una reunión donde también se habló acerca de las políticas para contener los flujos migratorios en el Mediterráneo y la lucha contra el terrorismo.

El comisario europeo de Interior, Dimitris Avramópulos, reiteró el jueves su posición contraria al mantenimiento de los controles fronterizos entre las naciones del espacio del libre circulación Shengen adoptados por la llegada de inmigrantes, aunque reconoció la necesidad de adaptar las normas a los nuevos “retos” de seguridad.

Precisó al término del Consejo que los controles introducidos por la presión migratoria “deben terminar” el próximo noviembre, dado que las principales razones para la prolongación de los mismo “ya no existen”.

Sin embargo, agregó, la CE “reconoce que han surgido nuevos retos para la seguridad en los últimos años, como demuestran los atentados de Cataluña y de la ciudad filandesa de Turku y que Schengen puede no estar suficientemente adoptado para responder a esos desafíos”.

Por esto, la CE “presentará un plan que reforzar Schengen”, la cual incluirá una propuesta para colocar al día esa legislación. En la actualidad, aplican controles en las fronteras internas seis países del Shengen: Alemania, Francia, Dinamarca, Austria, Noruega y Suecia.

Francia lo hace desde el año 2015, luego de los atentados de París, mientras que las otras cinco naciones los aplican desde 2016 para responder a los flujos migratorios, después de la llamada “crisis de refugiados”.

El Consejo autorizó a todos esos países por última vez en mayo pasado la extensión de los controles, hasta el próximo noviembre. Francia y Alemania reclamaban ya desde el pasado febrero cambios en la legislación a fin de reforzar la seguridad en Europa, y en particular, en el Código Shengen.

El ministro francés del Interior, Gérard Collomb, resaltó en declaraciones a la prensa la importancia de “poseer medios para continuar controlando las fronteras”, teniendo en cuenta que el terrorismo es “transfronterizo” y que algunos e los responsables de los atentados de los últimos año se desplazaron entre Bélgica, España y Francia.

Source: http://segundoenfoque.com/cinco-paises-europeos-propusieron-prolongar-controles-en-fronteras-por-amenaza-terrorista-20-381526/

Advertisements